Motores apagados

13 febrero 2009 at 00:11 1 comentario

Todas las compañias han asegurado que la decisión es consecuencia de la coyuntura económica mundial y que confian en retornar a la actual situación una vez que la recesión se convierta en crecimiento por su “gran espiritu deportivo”

Todas las compañías han asegurado que la decisión es consecuencia de la coyuntura económica mundial y que confían en retornar cuando la recesión se convierta en crecimiento por su “gran espíritu deportivo”

El 5 de diciembre fue Honda quien anunció que abandonaba el Mundial de Fórmula 1. El 15 del mismo mes, Suzuki decidió no tomar parte en el Mundial de Rallyes. Solo un día después Subaru también dejaba la competición. El 30 de diciembre la ‘crisis’ pasaba al mundo de las dos ruedas y Kawasaki retiraba su patrocinio del equipo que iba a tomar parte en MotoGP. Y el pasado miércoles Mitsubishi cerraba el círculo con su adiós al Rally Dakar. Afortunadamente, Honda y Suzuki sí han mantenido sus equipos de MotoGP.

Todas las compañías han asegurado que la decisión es consecuencia de la coyuntura económica mundial y que confían en retornar a la actual situación una vez que la recesión se convierta en crecimiento por su “gran espíritu deportivo” (suena a chiste, ¿verdad?). Los mayores perjudicados han sido miles de trabajadores de todos y cada uno de los equipos técnicos de estas escuderías. Además de varios deportistas notables.

Por ejemplo, la gran esperanza británica en la Fórmula 1 antes de la aparición de Lewis Hamilton, Jenson Button, sigue con su preparación a la espera de que alguien compre el equipo a Honda. Petter Solberg, campeón mundial de Rallyes en 2003, se ha tenido que resignar a presenciar las pruebas por la televisión. Marco Melandri pone a punto su montura para MotoGP aunque de momento nadie se decide a patrocinar su equipo y gente como Nani Roma o Luc Alphand (ganador en 2006) deberán buscar coche para el Dakar 2010. Eso sí, sin duda el caso más notable es el de Stéphane Peterhansel, que tras ganar la friolera de nueve rallyes Dakar (seis en motos y tres en coches) deberá ahora buscar escudería si quiere participar en la próxima edición.

Estos son los casos extremos, pero también se ha notado la recesión en otros aspectos, como la presentación de los coches de Fórmula 1. Hace un año Ron Dennis presentaba el monoplaza que acabaría siendo campeón del mundo mediante un escenario giratorio en una glamourosa gala, suponemos que con pinchos y copas de champagne en abundancia. Este enero, por el contrario, todo se ha limitado a Hamilton y Kovalainen tirando de una manta que cubría la ‘bala plateada’. De la misma manera, Renault, Ferrari o BMW se han curado en salud a la hora de gastar dinero en la promoción.

Es evidente que la crisis no diferencia entre deporte o negocio. Si no hay dinero, no hay dinero y punto. Eso sí, resulta curioso que las mismas personas que hace dos o tres años nos vendían la burra de que invertir en Fórmula 1 o Moto GP era un valor seguro porque la repercusión lograda y los avances tecnológicos logrados eran más cuantiosos digan ahora que los equipos no son económicamente rentables.

En resumen, que cuando se nos decía que cosas como el nuevo sistema KERS que disfrutará Fernando Alonso permitían evolucionar de forma notable los turismos nos estaban mintiendo o, al menos, diciendo una verdad a medias. No era lógico que de un coche diseñado para aguantar 500 kilómetros se pudieran sacar conclusiones válidas para un utilitario que, quien lo compra confía en que le dure más de diez años. O que una gasolina ‘adulterada’ para ganar velocidad y que no está a la venta vaya a mejorar la pequeña Scooter con la que algunos van al trabajo.

Llegados a este punto, surgen algunas preguntas deportivas. ¿Cómo puede ser que pilotos de tanta calidad se vean desamparados a apenas dos meses de comenzar la temporada? ¿Por qué Kawasaki llega a un acuerdo con Melandri en septiembre si en diciembre va a tener que anunciar su retirada? ¿Descenderá la importancia de la tecnología a favor de la calidad del pilotaje? Y otras extradeportivas; siendo la más destacada la siguiente: ¿con qué cara nos piden los políticos y empresarios que mantengamos la calma ante la crisis si ellos son los primeros en alarmarse y recortar gastos de cualquier sitio?

Anuncios

Entry filed under: Deportes. Tags: , , , .

Veinticinco años sin Julio Cortázar El puzzle israelí

1 comentario Add your own

  • 1. Carlos C.  |  13 febrero 2009 en 10:30

    Aparentemente, el KERS servirá para los utilitarios en el futuro. A pesar de su elevado coste, creo que será una inversión bastante óptima para la Fórmula 1 y sus escuderías.

    Por otro lado, la solución no radica en si el KERS sí o el KERS no, el problema principal, que no se quiere abordar, es el mismo que en la 2ªB del fútbol español. Hablo del tope salarial. Cuando existen estas guerras por hacerse por uno u otro piloto, los perjudicados acaban siendo los trabajadores de base. Como en todas las empresas.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: