Martitegi, un ‘duro’ entre los duros

20 abril 2009 at 00:11 1 comentario

Jurdan Martitegi, jefe militar de ETA, detenido ayer en Perpiñán (Foto: Ertzaintza)

Jurdan Martitegi, jefe militar de ETA, detenido ayer en Perpiñán (Foto: Ertzaintza).

La brillante operación llevada ayer a cabo por la Policía francesa y española en suelo galo ha provocado la detención de uno de los terroristas más peligrosos de ETA. Su misión: instruir a los pistoleros y dar las órdenes para ejecutar los atentados. Jurdan Martitegi era uno de los ‘duros’ de la banda.

La operación se produjo gracias al seguimiento que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado le estaban haciendo a Álex Uriarte Cuadrado, el presunto miembro ‘legal’ (no fichado) de la banda terrorista que tenía concertada una cita con Martitegi a las afueras de Perpiñán. Así lo ha explicado el ministro del Interior, quien ha añadido que Jurdan Martitegi iba a instruir a este ‘comando’ liderado por Uriarte para cometer un atentado. El tercer etarra que acudió a la cita, Mikel Oroz, también iba a instruir a este ‘comando’ en un “cursillo de aprendizaje” listo para atentar.

En total, han sido detenidas nueve personas, tres en Francia y otras seis en la provincia de Álava, relacionadas presuntamente con este ‘comando’. La operación, perfectamente coordinada entre los cuerpos policiales galos y españoles, ha sido judicializada directamente por Baltasar Garzón.

La operación supone un golpe muy duro al entramado etarra. Y es que en los últimos seis meses se ha producido algo histórico: nunca tantos altos dirigentes de ETA han sido detenidos en tan poco tiempo. ‘Thierry’, ‘Txeroki’, ‘Gurbitz’ son ya históricos. Además, se han desarticulado dos ‘comandos’ que estaban listos para atentar: el de ayer y el de Navarra, el pasado mes de octubre.

El perfil de Jurdan Martitegi Lizaso, alias ‘Arlas’, era muy violento, según los expertos. Se le consideraba el actual jefe del ‘aparato militar’. En 2007, la Ertzaintza le identificó como uno de los presuntos autores de la colocación de dos bombas en el Juzgado de Getxo (Vizcaya) el 11 de noviembre de dicho año. Martitegi Lizaso, de 29 años y natural de Durango, destaca por su altura de casi dos metros y se encontraba huido desde hace aproximadamente dos años. Había sido detenido en dos ocasiones anteriores por la Policía vasca, en 1997 acusado de desórdenes públicos y en 2000 por el ataque a una sucursal bancaria en el municipio vizcaíno de Galdakao. Él y Arkaitz Goikoetxea formaron el ‘talde’ más activo tras la tregua.

Además, en 2001 ingresó en prisión tras ser detenido y acusado de la colocación de un artefacto en los Juzgados de Durango en septiembre de 2000, el ataque a una sucursal de Legazpia (Guipúzcoa) y por otras dos acciones de violencia callejera, entre ellas el ataque contra el cuartel de la Guardia Civil de Galdakao en la Nochevieja de 1999. Su identidad y fotografía fueron difundidas ampliamente durante la persecución policial al ‘comando Vizcaya’, que puso en jaque a las Fuerzas de Seguridad desde el final de la tregua.

Martitegi fue el responsable de poner en marcha desde febrero de 2007 ese grupúsculo junto a Arkaitz Goikoetxea, detenido en la operación de la Guardia Civil de julio de 2007. Huyó a Francia, pero dejó en marcha uno o más comandos activos en el País Vasco. Antes había participado directamente en varios atentados, entre ellos el cometido contra la casa cuartel de Calahorra (Logroño) el 21 de marzo de 2008, y el que causó la muerte al guardia civil Juan Manuel Piñuel en Legutiano el 14 de mayo de ese año.

La desarticulación de parte del ‘comando Vizcaya’ permitió conocer los planes que había fraguado para atentar contra el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska o para secuestrar y asesinar al concejal del PSE en Eibar Benjamín Atutxa. Igualmente, Martitegi intentó montar una infraestructura de ETA en Portugal.

En resumen, la banda terrorista no atraviesa su mejor momento y es evidente que los golpes policiales están mermando la capacidad operativa de la organización terrorista. Al debate interno sobre la viabilidad de la violencia armada se suman la falta de apoyo ciudadano. Aún así, ETA tiene capacidad operativa para cometer atentados y eso de que la banda está dando sus últimos coletazos está aún por ver.

¿Podrá ETA recuperarse de inmediato de esta nueva detención en su cúspide directiva? ¿Está de verdad la banda terrorista tan debilitada como afirman muchos analistas? ¿Es posible una respuesta de ETA a su descabezamiento en forma de una gran atentado? ¿En qué situación política y social consideráis que se encuentra ETA en el País Vasco en estos momentos?

Anuncios

Entry filed under: Nacional. Tags: , , .

Las dos caras de Cortázar Obama tiende la mano a Cuba en su elaboración del nuevo ajedrez mundial

1 comentario Add your own

  • 1. Carlos C.  |  20 abril 2009 en 11:55

    El cambio “calentito” en la dirección de la banda solamente sirve para demostrar que, ahora más que nunca, la organización está vacía de cualquier contenido político y está directamente dirigida hacia una espiral de psicopatía y violencia desenfrenada.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: