Gasol se enfrenta a la historia

23 abril 2009 at 00:08 Deja un comentario

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–>

 

Bryant y Gasol, la pareja de moda en la NBA (Foto: Reuters/ADN).

Bryant y Gasol, la pareja de moda en la NBA (Foto: Reuters/ADN).

Pau Gasol está ante la gran oportunidad de su vida. El pívot catalán se encuentra inmerso en plena disputa de los play offs finales de la NBA y lo hace enrolado en las filas del equipo más ‘glamouroso’ de la liga americana y con Kobe Bryant como compañero. Gasol puede hacer historia y convertirse en el primer español que conquista un anillo.

 

Hablar de Gasol es hacerlo del mejor jugador español de todos los tiempos. Aunque antes de él Fernando Martín llegó a la NBA su paso por América se limitó a un jugador secundario. Sin embargo Pau ha llegado a las más altas cotas, todo hay que decirlo, también gracias a que el nivel de la mejor competición de la canasta del mundo ha bajado en calidad de manera alarmante desde la segunda retirada de Michael Jordan (recordemos que colgó las zapatillas en tres ocasiones).

 

Nacido en Sant Boi en 1980 se formó en las categorías inferiores del Fútbol Club Barcelona. En 1999 logró sus primeros grandes éxito al conquistar la Liga ACB con el Barça (participación testimonial, 3 minutos) y con la selección española el Mundial júnior de Lisboa. Tenía 19 años, pero Gasol no dejaba de ser un actor secundario. Los ‘júnior de oro’ tenían en Cabezas, Raúl López, Navarro y Felipe Reyes a sus grandes exponentes, pero a la sombra de ellos, y sin hacer ruido, emergía la gran estrella.

 

Nada más lejos de la realidad, Pau Gasol rompía dos años después con todas las estadísticas. En un Barça que tenía en sus filas a Sasha Djorjevic y que había apostado por Rony Seikaly como gran estrella Gasol creció de manera sorprendente ya acabó la temporada siendo MVP de la final de la Copa del Rey y de la Liga ACB. Solo le faltó a Gasol ganar la Euroliga; no llegó, entre otras cosas, porque el Barça cayó eliminado ante la Benetton de Treviso en un enfrentamiento en el que Gasol no pudo jugar por apendicitis.

 

Ese verano fue elegido en el número 3 del Draft, aterrizando en los mediocres Memphis Grizzlies. Pese a la poca entidad de su equipo Pau fue ‘rookie’ de la temporada 2001-2002 y en 2006 fue seleccionado para el All Star, un reto al alcance de muy pocos. Ese mismo año llevó a la selección española a ganar el Mundial.

 

Como pasa en tontas ocasiones, estos éxitos hicieron que la exigencia aumentara. Se le exigía un paso al frente, pero su equipo no se lo permitía. Se empezó a dudar de su verdadero potencial como estrella. Al fin y al cabo, no era capaz de hacer crecer a Memphis.

 

Así, en febrero de 2008 llegó la gran sorpresa; su traspaso a Los Ángeles Lakers. Comenzó siendo un actor secundario, pero poco a poco recayó mayor responsabilidad sobre sus espaldas. En la final los Boston Celtics acabaron con su sueño, pero Gasol se ganó el respeto de todo el mundo. En verano ese respeto se convirtió en admiración cuando España estuvo a punto de ganar a Estados Unidos en la final de los Juegos Olímpicos.

 

Como buen ganador, Pau Gasol se crece ante la exigencia. Lo demostró con el Barça. Asumió responsabilidades con la selección. Llevó a Memphis, un equipo de andar por casa a los play offs. Y ahora se ha convertido en el segundo (¿o primero?) jugador más importante de la franquicia californiana. Phil Jackson dijo en su día que debía asumir mayor protagonismo, lo que en la NBA quiere decir “olvídate de jugar en equipo, eso es para Europa; aquí se lanza a canasta”. Desde entonces los números de Pau son estratosféricos. Por sus manos pasan los balones comprometidos, antes solo por las de Kobe Bryant. Se atreve a cuestionar la aportación de los jugadores de banquillo, algo que en la NBA solo se permite a una super-estrella.

 

A Pau Gasol solo le falta un anillo para redondear un palmarés de ensueño. No debemos permitir que los árboles nos impidan ver el cielo. Está en el equipo apropiado, pero no en el ‘momento más oportuno’. La plantilla de los californianos es justa y desequilibrado. La aportación de los hombres de banquillo (Vujacic, Farmar, Powell…) es de risa, lo que generará cansancio en sus estrellas ante tanto partido. Adolece de un base de garantías. Hay equipos muy bien armados, como los vigentes campeones Celtics (aunque está pasando grandes apuros en la primera ronda) o Cleveland Cavaliers.

 

Tal vez no sea este año, pero lo que es prácticamente seguro es que tarde o temprano, ese anillo llegará y será con los Lakers. A no ser que la estrella de Gasol siga creciendo y, como siempre, el nuevo líder acabe por tirarse los trastos a la cabeza con Kobe Bryant al más puro estilo Shaquille O’Neal.

 

¿Son los Lakers favoritos para lograr el anillo? ¿Cuáles serán los grandes rivales? ¿Es Gasol el mejor jugador español de la historia? ¿Cómo afectará su figura y la de la selección al futuro del baloncesto español? ¿Ha descendido el nivel de la NBA? ¿Ganará algún día el anillo Gasol? ¿Superarán Rudy Fernández o Ricky Rubio a Pau?

Anuncios

Entry filed under: Deportes. Tags: , , , .

Los diarios norteamericanos, en pie de guerra contra Google 4.010.700

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: