¿E-books? No, gracias

29 mayo 2009 at 00:01 1 comentario

La infanta Elena, acompañada por el ex ministro de Cultura, César Antonio Molina, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, en la inauguración de la feria (Foto: web de Feria del Libro de Madrid).

La infanta Elena, acompañada por el ex ministro de Cultura, César Antonio Molina, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, en la inauguración de la feria (Foto: web de Feria del Libro de Madrid).

Hoy la Feria del Libro de Madrid da el pistoletazo de salida a la que es su sesenta y ocho edición. Este año un total de 373 expositores, entre editoriales, distribuidoras, librerías, servicios de publicaciones de organismos e instituciones públicas y otras entidades ocuparán el Paseo de Coches del Parque del Retiro hasta el próximo 14 de junio.

Sin embargo, ésta no será una feria más. Primero, por la crisis económica que, amén del descenso de ventas que se ha venido produciendo desde comienzos de año, ha hecho  retirarse a dos patrocinadores que estaban muy unidos a este evento como eran Caja Madrid y Telefónica, si bien la organización restó importancia a este aspecto en la presentación de la Feria. Y segundo, por la polémica surgida en los foros de Internet como consecuencia de la supuesta negativa de la organización a que los libros electrónicos o E-books estén presentes en esta fiesta de los libros.

Supuesta porque horas después de que transcendiera la noticia, el presidente de la Feria, Teodoro Sacristán, negaba la mayor y decía que desde la Asociación de Empresarios del Comercio del Libro de Madrid, organizadora de la Feria, nunca se han opuesto a la presencia de contenidos en formato E-Book, “otra cosa son los aparatos”, puntualizó, para añadir que hasta ahora “no ha habido ni una sola petición en este sentido [de stands que vendiesen contenidos en formato electrónico]”.

Con todo, el reglamento de la Feria,  redactado hace una década, incluye entre los sujetos excluidos de este evento “los libreros, editores, distribuidores y servicios de publicaciones de organismos oficiales e instituciones públicas que se dediquen principalmente a la venta, edición y distribución, respectivamente, de libros electrónicos o de libros que se publiquen por Internet o mediante cualquier otro soporte distinto de la tradicional edición impresa”.

Este rechazo al nuevo formato electrónico resulta incomprensible en la red ante la realidad que vive en general la industria cultural. Los diarios y revistas están viendo cómo las ventas y los ingresos publicitarios decrecen a ritmos alarmantes, al tiempo que los anunciantes están apostando cada vez más por la inversión en Internet. Parece, pues, que editores y distribuidores van a tener que replantearse nuevas vías de negocio, y aquí el E-book y los aparatos de lectura que han salido alrededor de este fenómeno (como el famoso Kindle de Amazon) tienen mucho que decir. A priori todo son ventajas. En un único aparato podremos llevar cuantas obras queramos o nos permita la capacidad de nuestro lector/tarjeta, estaremos eliminando gasto en papel y tinta –con lo que haremos un favor a nuestro planeta-, ahorraremos espacio en nuestras viviendas y lo más importante, el acceso a la cultura se multiplicará todavía más.

La otra cara de la moneda está en el temor de la industria editorial de que la popularización de los E-books genere un fenómeno similar al ocurrido con la piratería de música y películas, que ha terminado por hundir ambos sectores en una crisis permanente. A este respecto muchos creen que esta postura es una posición defensiva, un “intento de poner puertas al mar y cerrar los ojos ante lo que ya es presente”, afirman en el blog de Loretathur. Otros, como el escritor Mario Vargas Llosa, apuntan que “si la literatura se hace solo para las pantallas se empobrecerá”, es decir, si se sigue el concepto del “todo vale” de la red.

¿Creéis negativa la negativa de la organización a los E-books, sabiendo que en la Feria de Sevilla han sido el centro de atención? ¿Tiene razones las editoriales para temer la llegada del libro electrónico? ¿El libro en papel y el libro digital son enemigos, o podrán coexistir en el mismo mercado? ¿Sabes cuánto cuesta adquirir un libro electrónico y el correspondiente lector?

Anuncios

Entry filed under: Cultura. Tags: , , , , , .

La vergüenza de los diputados británicos Velinas, divorcios y fotografías prohibidas

1 comentario Add your own

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

mayo 2009
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: