¿Qué ganaríamos si votar fuera obligatorio?

3 junio 2009 at 00:04 2 comentarios

José Luis Rodríguez Zapatero acude a votar en las elecciones generales de 2008 (Foto: PSOE.es)

José Luis Rodríguez Zapatero acude a votar en las elecciones generales de 2008 (Foto: PSOE.es)

El domingo los españoles tenemos una cita co n las urnas en las elecciones europeas. Los candidatos llenan las pantallas, las páginas de los periódicos y las vallas publicitarias con mensajes para acudir al colegio electoral. No obstante, se prevé una participación ciudadana minoritaria, que no podría alcanzar ni tan siquiera el 50 por ciento. ¿Qué hacer ante esta situación?

Numerosos países tienen institucionalizado el voto obligatorio. Es el caso de Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Francia o Venezuela, cuyos ciudadanos deben votar en elecciones. Las sanciones en caso de no hacerlo van desde multas económicas hasta servicios comunitarios o, incluso, penas de cárcel.

Pero, ¿es factible que en España se obligue a los ciudadanos a votar? En nuestro país, la participación electoral suele ser baja o muy baja. Existe, por tanto, un alto éxito potencial de que una ley que obligue a acudir a las urnas fomente la participación y, por extensión, la democracia.

En cambio, las detracciones sobre una futura ley de voto obligatorio son mayoría, por el momento. La objeción más común es que los ciudadanos deben de tener el derecho a no votar así como tienen el derecho a votar. Se trata de un derecho constitucional y hay quien considera que el voto obligatorio viola la libertad.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que una baja participación fomenta que unos pocos decidan por todos, y que la voluntad popular no se traduzca con exactitud en sus representantes.

Uno de los elementos que habría que tener en cuenta si se quiere institucionalizar este voto obligatorio es la participación declarada nula o en blanco. Quien vota en blanco es un inconforme. El voto en blanco indica insatisfacción con los candidatos disponibles, pero a su vez refleja confianza en las elecciones (tienen sentido, aunque sólo sea para expresar, por medios pacíficos, el descontento). La abstención también refleja insatisfacción, pero no sólo con los candidatos, sino con el proceso electoral. Así, el voto obligatorio falsea el rostro político del país, y mientras persistan las causas de la apatía, se requerirán mecanismos para detectarla. De lo contrario, el problema será maquillado, pero no corregido.

Por tanto, existe sólo una manera para atajar esta apatía electoral: que la ciudadanía entienda e interiorice el sentido del voto.

Ante esta situación, ¿es usted partidario de regular el voto obligatorio en España? ¿Cree que habría cambios en la conformación de los parlamentos si todos los españoles acudiéramos a las urnas? ¿Qué grado de participación vaticina en las elecciones del domingo? ¿Se llegará al 50 por ciento? ¿Le interesa la política que se desarrolla en el Parlamento Europeo?

Anuncios

Entry filed under: Nacional. Tags: , , .

La gran oportunidad de Federer Vargas Llosa, fuera del show de Chávez

2 comentarios Add your own

  • 1. Carlos C.  |  3 junio 2009 en 09:31

    Estoy totalmente en desacuerdo con el planteamiento del voto obligatorio. Es un atentado contra la libertad individual de cada uno obligar a votar.

    Soy favorable a una democracia mucho más amplia y expreso mi descontento con el sistema no yendo a votar, porque esto implica el RECONOCIMIENTO de este sistema político.

    En España, además, no se dan las condiciones para que se puedan votar a todos los partidos políticos. Hay unas 100.000 personas que no pueden expresar su voto porque su opción política está prohibida (lamentable o no, es su opción y su cacareado derecho democrático).

    La obligación a votar supone una cacicada, un auténtico reconocimiento por la fuerza del sistema.

    Responder
  • 2. Hunter  |  3 junio 2009 en 22:33

    ¿Voto obligatorio? Creo que es un sistema fiable para asegurarse la opinión de todo el pueblo, pero claro, a costa de la libertad ciudadana sobre acudir o no a votar. Bien es cierto que obligando a votar los políticos tendrían una lectura más fácil de los comicios, pero creo que no compensaría esa mayor lectura con la ruptura del derecho a la libertad individual (si quiero y creo en el sistema, voyo, si no quiero y no creo en el sistema, o éste me parece mejorable, no voto)

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

junio 2009
L M X J V S D
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: