El erotismo llega al mundo árabe a través de una mujer

12 junio 2009 at 00:01 Deja un comentario

Joumana Haddad

Joumana Haddad, poetisa libanesa, traductora y periodista, dirige la revista Jasad

La revolución ha tomado cuerpo de mujer en Oriente. Desde octubre de 2008 Joumana Haddad, poetisa libanesa, traductora y periodista, ha emprendido una labor arriesgada en un país y por extensión en un mundo, el árabe, enfrentado a sí mismo debido a sus tabúes e imposiciones en materia sexual.

Gracias a lo que podría ser algo tan insignificante en Occidente como una revista, Joumana Haddad, de 38 años, encargada de la sección cultural del prestigioso periódico ‘An Nahar‘ y administradora del premio ‘Arab Booker’, ha conseguido que periódicos de todo el mundo hablen de ella. Su proyecto, una revista de lujo especializada en las artes del cuerpo, dirigida por una mujer y escrita en árabe es, como ella misma lo denomina, “un cocktail molotov a punto de explotar”.

Jasad (“el cuerpo” en árabe) no es una revista pornográfica. Se trata de una publicación cultural, intelectual, literaria, científica y artística que trata temas relacionados con el cuerpo basándose en una idea clara: presentar una realidad natural e intrínseca a la condición humana, que ha estado silenciada desde hace demasiado tiempo en el mundo árabe. Es por ello que de la palabra Jasad cuelgan unas esposas abiertas. Un símbolo más relacionado en esta ocasión con la libertad y la necesidad de romper tabúes, que con el propio concepto sexual.

La publicación trimestral trata temas como la masturbación, la homosexualidad o la primera experiencia sexual. Materias que en países europeos se tocan, a veces, entre las paredes de la escuela en el marco educativo, encuentran su opuesto en los países árabes. En el Líbano la legislación condena los actos homosexuales en el artículo número 54 del Código penal. “El fenómeno de los tabúes es reciente, de unos 200 a 300 años- explicaba Haddad a EFE hace tres meses-. Puede ser que la religión sea una de las causas, pero no es todo”. La revista se vende solo en librerías y envuelta en una bolsa para que no pueda verse su portada. Una etiqueta sobre el plástico recuerda que ésta se dirige solo a ‘mayores de 18 años’. Es todo lo que el lector puede ver a primera vista.

“Perdonadme, olvidaba algo. La mayoría de la gente en nuestros felices países árabes son seres etéreos y sobrenaturales: son todos santos y profetas que han nacido sin cuerpos, ni órganos sexuales, necesidades o fantasías”, proclama sarcástica la directora de la publicación en el manifiesto que puede leerse en inglés en su página web. El concepto de Jasad parte de la esa necesidad de borrar la hipocresía de los ciudadanos del Líbano y de más allá de sus fronteras. “De recuperar para la lengua árabe una parte muy importante de su patrimonio y de su vocabulario: la parte ligada al cuerpo y a la sexualidad”, afirma Hassad.

Joumana Haddad se defiende de aquellos que tildan su publicación de pornográfica recordando que la literatura árabe cuenta con importantes obras eróticas como ‘Las mil y una noches’ o ‘El Jardín Perfumado’ que han caído en el olvido por aquellos que ven el cuerpo “como algo de lo que avergonzarse”. La directora de la publicación desea romper con el obscurantismo que rodea todo lo relacionado con el cuerpo en los países árabes, por ello, Haddad no permite a sus colaboradores firmar con seudónimo. Ni siquiera a las mujeres. Algo difícil de llevar pues la propia Amane Kabbara Chaarani, a la cabeza del Consejo libanés de mujeres, un colectivo de organizaciones feministas, encuentra que la revista, “bajo la cobertura de una publicación cultural, despierta los instintos sexuales”. Temiendo sobre todo, por los de los más jóvenes.

Sin embargo, la realidad le ha dado la razón a la poetisa libanesa. La revista ha tenido tanto éxito, que los 3.000 ejemplares de la primera tirada se agotaron en tan solo once días. Jasad no se comercializa en puntos de venta de otros países árabes, a los que llega a solo a través de correo ordinario. Tomás Alcoverro, recuerda en la Vanguardia que “El mayor número de abonados está en el reino de Arabia Saudí, el país más represivo de Oriente Medio”.

¿Puede una revista dar el primer paso para el cambio de mentalidad en los países árabes? ¿Qué implica que una mujer lidere este proyecto? Las autoridades libanesas han permitido su distribución en el Líbano, ¿es una primera señal? Joumana Haddad afirma que los tabúes son recientes en Oriente ¿Podrán superarse a corto plazo?

Anuncios

Entry filed under: Cultura. Tags: , , , , .

La eterna duda de los maletines El olvido de Adolfo Suárez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

junio 2009
L M X J V S D
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: