Contador y Armstrong, cara a cara

2 julio 2009 at 00:02 1 comentario

Lance Armstrong y Alberto Contador dialongan durante un entrenamiento del Astana (Foto: EFE)

Lance Armstrong y Alberto Contador dialongan durante un entrenamiento del Astana (Foto: EFE)

El Tour de Francia es la prueba ciclista más importante y prestigiosa del mundo. El anhelo de todo profesional es enfundarse en alguna ocasión el maillot amarillo en los Campos Elíseos, aunque la exigencia de una prueba de tres semanas hace que sean pocos los que lo consiguen. Para ser el triunfador del Tour es necesario estar entre los mejores en montaña y en contrarreloj, además de evitar caídas y abanicos en las largas etapas llanas. En resumen; ganar el Tour supone no solo el trabajo de tres semanas sino la dedicación de casi una temporada.

Son pocos quienes pueden aspirar a ganar un Tour. Y, por fortuna, dos de los aspirantes son españoles, Alberto Contador y Carlos Sastre. Ante ellos se abre un amplio abanico de candidatos (Cadel Evans, Dennis Menchov…) pero solo otra persona que lo haya logrado ya, Lance Armstrong. Y el caprichoso destino hace que dos de esos candidatos, Contador y Armstrong, compartan equipo.

Pocas son las semejanzas entre ellos dos, salvo la lucha contra la enfermedad y el afán de superación. Lance Armstrong (Texas, 18 de septiembre de 1971) comenzó su carrera como un experto clasicómano, coronándose campeón del mundo en ruta con solo 23 años (1994). Un cáncer pudo llevarle a la muerte, pero le convirtió en un ciclista todopoderoso; su natural explosividad muscular se amplió con resistencia tras pasar por un tratamiento de quimioterapia, por lo que en 1998 reapareció como un deportista de leyenda. En 1999 ganó su primer Tour y encadenó siete victorias generales consecutivas hasta su retirada en 2005.

Alberto Contador (Pinto, 6 de diciembre de 1982) también estuvo cerca de la retirada. En 2004, mientras disputaba la Vuelta a Asturias, se le detectó un cavernoma cerebral que le apartó durante meses de la carretera. Volvió y, superada su afección, ganó en el año 2007 el Tour de Francia con apenas 24 años. En 2008, aunque no participó en el Tour por la exclusión de su equipo ante diversos casos de dopaje, ganó las otras dos grandes rondas por etapas, Giro de Italia y Vuelta a España, completando su palmarés con solo 25 primaveras.

A partir de ahí, todo son diferencias. Contador es un escalador que se defiende en la crono, mientras que Armstrong consigue sus mayores rentas en la lucha contra el reloj, aguantando (e incluso ampliándola) en la alta montaña. El madrileño representa el futuro y el presente rabioso (tres grandes vueltas con solo 26 años) y Armstrong el pasado (se retiró en 2005 y ha regresado con 37 años). Cualquier experto o director deportivo mundial sabría que la apuesta más segura es la de Contador, pero en el Astaná es diferente: Johan Bruyneel es amigo íntimo de Lance y Contador ha sido ninguneado de manera sistemática en sus propias filas.

Durante el Tour que venció, solo la carretera hizo salir de dudas a Bruyneel de que Alberto era más capaz de hacerse con el triunfo que Leipheimer, amigo (como no) de Armstrong. En la Vuelta del año 2009, pese a la impecable trayectoria de Contador, de nuevo se especuló con el liderazgo del americano.

Así las cosas, no parece claro que Armstrong acuda a Francia para ayudar a Contador. Ambos aspirantes han dicho que será la carretera la que determine el líder del equipo. Por si acaso, Lance Armstrong ya ha opinado que este jefe de filas se debería decidir tras la primera contrarreloj, otorgándose cierta ventaja en la elección. A primeros de año afirmó, también, que Contador debe “aprender” a templar sus nervios.

La solución parece sencilla; demostrar en ruta que Alberto está, en julio de 2009, por encima de Lance. Pero no será tan sencillo como ante Leipheimer, puesto que su personalidad y ascendencia sobre Bruyneel es enorme.

De cualquiera de las maneras, a partir de este sábado se verá si Armstrong está en condiciones de luchar por el triunfo y si Contador llega en plena forma. Se vislumbrará si Carlos Sastre es capaz de revalidar su éxito de 2008 y si este será al fin el año de Cadel Evans. Si el resto de aspirantes (Dennis Menchov y Andy Schleck entre otros) pueden hacerles sombra. Solo una cosa es segura: una cacicada impedirá a Alejandro Valverde competir en la prueba para la que se ha preparado durante meses.

Anuncios

Entry filed under: Deportes. Tags: , , , , .

Rajoy, un año después El “rey del pop” se convierte en mito

1 comentario Add your own

  • 1. Gamón1984  |  6 julio 2009 en 18:22

    Por si alguien tenía dudas de las preferencias de Bruyneel, que repase los últimos kilómetros de la etapa de hoy, más en concreto a raiz del corte en el pelotón…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

julio 2009
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: