¿Pescar con guardias de seguridad a bordo?

26 septiembre 2009 at 01:04 Deja un comentario

Los agentes de seguridad, armados con rifles de largo alcance, tendrán que defenderse de piratas con RPG´s y Kalashnikovs.

Los agentes de seguridad, armados con rifles de largo alcance, tendrán que defenderse de piratas con RPG´s y Kalashnikovs.

El domingo os informábamos en nuestro boletín semanal que hoy hablaríamos, tranquilamente y frente a un buen aperitivo, sobre la petición que la ministra de Defensa, Carmen Chacón, había realizado a los atuneros españoles que faenan en aguas de Somalia, invitándoles a contratar a agentes de seguridad privada para defenderse de ataques piratas.

Pues bien, en el transcurso de esta semana ha habido novedades al respecto. El colectivo atunero propuso embarcar en sus buques a infantes de marina españoles, pagando ellos mismos todos los costes -salvo su sueldo base-, en lugar de contratar a seguridad privada; entre. Esta medida, que sí han adoptado otros países como Francia o Italia, fue presentada en el Congreso este martes por el PNV “para garantizar que los marineros trabajasen “en condiciones de seguridad razonables”, pero fue rechazada con los votos del PSOE, ERC-ICV-IU y UPyD.

El Gobierno se escudaba en informes jurídicos que concluían que la ley impide a los militares subir a barcos privados para defenderlos. “La ley marca tres escalones de protección: para la defensa del territorio y la soberanía nacional están las fuerzas armadas, para la defensa de bienes y ciudadanos dentro de España, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y para defender a particulares que por su actividad puedan correr un especial riesgo, la seguridad privada. De hecho, la ley de seguridad privada contempla la vigilancia a bordo de pesqueros”, dijo el secretario general de Política de Defensa, Luis Cuesta.

El Artículo 15.3 de la Ley de Defensa Nacional afirma que “Las Fuerzas Armadas, junto con las Instituciones del Estado y las Administraciones públicas, deben preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas.” Aunque no diga nada al respecto de si esa misión ha de darse dentro o fuera del país, se da otra circunstancia: España está sumida en una misión internacional –Atalanta, de la UE, contra la piratería-, y ahí se está protegiendo de facto a los buques mercantes privados, tengan izada la bandera del país que sea.

Por otra parte, actualmente la legislación permite a los barcos incluir en su tripulación a personal perteneciente a empresas de seguridad privadas a bordo, que pueden estar armados con armas de largo alcance de repetición.

A los armadores no les entusiasma esta solución planteada por el Ministerio por dos motivos: primero, porque lo creen insuficiente –hay que tener en cuenta que los piratas van armados con Kalashnikov, RPG´s y nada que perder y sí mucho que ganar- y, segundo, porque si durante un ataque hay un muerto, el armador es, junto al agente causante de la muerte, el responsable. En cambio, “si son militares, la responsabilidad es del Estado. Creemos que ese es el motivo por el cual la ministra se está negando a hacer lo mismo que Francia o Italia”, expresaba recientemente Javier Garat, secretario general de la Confederación Española de pesca (Cepesca).

Pero de fondo podría haber algo más. En nuestro país este tipo de empresas (nos referimos a las empresas militares privadas, como las denomina Rolf Uesseler en su libro ‘La guerra como negocio’) de servicios militares no tienen por el momento demasiada presencia; sin embargo esta podría representar una buena ocasión para que estas empresas comenzaran a ganar espacio aquí. Así, detrás de esta decisión de Chacón podría existir algún tipo de presión de estas compañías, ya que sería todo un negocio para ellas.

En Estados Unidos y Reino Unido este tipo de empresas están muy asentadas, e incluso desarrollan misiones más propias del Ejército, como la seguridad de centrales eléctricas, refinerías o embajadas en zonas de conflicto, custodia de convoys terrestres o marítimos, o garantizar el acceso a fuentes de materias primas. La más famosa –por desgracia para los iraquíes- es Blackwater, pero hay muchas más.

¿Pensáis que es correcto que buques pesqueros españoles sean protegidos por agentes privados embarcados y no por infantes de marina en una zona tan comprometida? ¿Debe ejército proteger en todo caso los intereses españoles fuera de sus fronteras? ¿Está el Ministerio quitándose el ‘muerto’ y dejándoselo a los armadores?

Anuncios

Entry filed under: El Vermut de la semana, Nacional. Tags: , , , .

La magia de las sombras chinescas deslumbra en la capital Nos lo merecemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

septiembre 2009
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: