Bajar el volumen a la cultura de los MP3

2 octubre 2009 at 00:01 Deja un comentario

La UE quiere limitar el volumen máximo de los mp3 ante el riesgo de futuras sorderas en 10 millones de europeos.

La UE quiere limitar el volumen máximo de los mp3 ante el riesgo de futuras sorderas en 10 millones de europeos.

Muchos de nosotros todavía tendremos por casa ese viejo Walkman, gran invento de Sony, que permitía escuchar nuestras cintas de 60 minutos favoritas por la calle, en el autobús o donde fuera. Pero eran pesados, voluminosos e incómodos, sobre todo por el asunto de la poca capacidad de las cintas magnetofónicas, que sólo nos permitían oír, como mucho, 12 ó 14 catorce canciones.

Sin embargo, la forma de escuchar música de forma portátil cambió con la introducción del formato de compresión de audio digital mp3 y los reproductores que permitían su escucha. Eran mucho más pequeños, ofrecían una capacidad de almacenamiento de cientos de canciones –lo que se traducía en un volumen de horas de escucha elevado- y, además, sin tener que dar la vuelta a las cintas. Comodidad, portabilidad y usabilidad, todo en uno.

A partir de aquí, y con el Ipod como icono representativo de esta nueva forma de entretenimiento musical, el formato mp3 se impuso a cassettes, Walkmans y demás. Millones de personas que hasta ese momento habían pasado de oír música allá donde estuviesen se apuntaron al carro de estos reproductores. Se estima que entre 50 y 100 millones de personas utilizan a diario estos aparatos.

Sin embargo, en los últimos años se ha observado una preocupante tendencia por parte de algunos usuarios de reproductores mp3, de oír su música favorita a un volumen excesivamente alto, tanto, que fácilmente la persona que está a su lado en el transporte público puede escuchar con nitidez qué canción está sonando.

Y eso, dejando aparte el tema de incomodar o molestar al resto de pasajeros del vagón de metro o de usuarios de una biblioteca –que a más de uno le pone de los nervios-, preocupa a la Unión Europea. Hace un año un comité científico asesor de la UE advirtió de que hasta 10 millones de europeos corren el riesgo de perder la audición de manera irreversible por escuchar música demasiado alta y por periodos de tiempo prolongados.

Por eso, esta semana la Comisión Europea presentó una batería de medidas para intentar evitar que esos diez millones de europeos lleguen a padecer problemas de sordera a medio plazo.

Entre ellas figura que los fabricantes de reproductores mp3, Ipod y teléfonos móviles con capacidad de reproducir archivos digitales de audio vendrán de fábrica limitados en su potencia de volumen de audio a un nivel seguro, que según el informe elaborado por el mencionado comité asesor, estaría entre los 80 y los 89 decibelios, según sea el periodo de exposición a la música (40 horas a la semana o cinco horas a la semana, respectivamente).

Eso sí, los reproductores permitirán niveles de exposición mayores siempre y cuando los haya elegido intencionadamente el usuario y el producto incorpore un medio fiable que le informe de los riesgos.

Precisamente esta última es otra de las medidas que se incorporarán: una etiqueta, similar a las que ahora podemos encontrar en los paquetes de tabaco, en la que se advierta de los riesgos que supone una exposición superior a las cinco horas semanales a un volumen mayor a los 89 decibelios. Esto, en ningún caso, podrá superar los 100 decibelios, que es el nivel máximo permitido por la legislación comunitaria para mp3 y Ipod’s.

Este límite podría revisarse a la baja, según adelantó recientemente la portavoz de Protección de los Consumidores de la Comisión, Helen Kearns. “Puede que ya no sea adecuado [el límite de 100 decibelios] ahora que los reproductores son más potentes y que se pueden escuchar con el volumen a tope sin perder calidad de sonido, como ocurría con el walkman 10 ó 20 años atrás”.

Con todo, no es ninguna broma: si se escucha música por encima de los 89 debelios por un tiempo superior a las cinco horas semanales, puede conducir a una pérdida auditiva permanente al cabo de cinco años o tinnitus, una sensación de zumbido en los oídos.

¿Os parece acertado limitar de fábrica el volumen máximo de los reproductores mp3? ¿Es esta moda un peligro a nivel de salud pública, sobre todo en público jóven, que es el mayor consumidor de estos aparatos? ¿Qué opinión os merece quien va a vuestro lado en el metro con el volumen a todo tren?

Anuncios

Entry filed under: 1. Tags: , , , .

Toda la historia de ‘ABC’ en un solo clic Las niñas de Zapatero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

octubre 2009
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: