Barcelona, pese a Verdasco

12 octubre 2009 at 21:58 1 comentario

Nadal y Verdasco se han visto envueltos en la polémica

Nadal y Verdasco se han visto envueltos en la polémica

La Real Federación Española de Tenis eligió el sábado Barcelona como sede para la final de la Copa Davis, que enfrentará a España, vigente campeona, con la República Checa entre el 4 y el 6 de diciembre. La decisión llegó tras una semana de polémica por el claro y descarado posicionamiento de varios integrantes del equipo a favor de otras opciones.

El lunes 5 de octubre se cerró  el plazo para presentar candidatura a albergar la final y las aspirantes fueron Santa Cruz de Tenerife, Málaga, Valencia y Barcelona. La capital, Madrid, declinó su candidatura, toda vez que las ciudades costeras son favoritas por motivos de altura. Finalmente solo estas dos últimas fueron seleccionadas y en la votación final Barcelona y el Palau Sant Jordi arrasaron con un resultado de trece votos por solo uno de Valencia.

Inmediatamente conocidas las aspirantes, una semana antes de la decisión final, los medios de comunicación se dedicaron a pulsar la opinión de los jugadores. Feliciano López afirmó que “Madrid se merecía” ser la sede, Juan Carlos Ferrero y David Ferrer se volcaron a favor de Valencia al ser su tierra y Fernando Verdasco aseguró que le daba igual el escenario de la final siempre que no fuera Barcelona. Su absurdo argumento era que la Ciudad Condal ya había albergado una final de Davis y todas las ciudades deberían gozar de esa oportunidad.

Ante este aluvión de opiniones dispares, Rafael Nadal, número dos del mundo, mejor tenista español de la historia y gran líder de la conocida como ‘Armada Española’, criticó que sus compañeros se posicionaran a favor de una ciudad u otra. Según Nadal, siempre sincero, estas declaraciones daban la impresión de desunión, “lo que menos parece es un equipo”.

Resulta curioso que Nadal, que en 2008 no acogió bien que las semifinales fueran en Madrid en vez de en Benidorm como querían los jugadores, no apoye las declaraciones de Verdasco o Feliciano. Sin embargo, el matiz es claro y le da total legimitidad a Nadal para opinar; en 2008, como él mismo dijo, el enfrentamiento no era Madrid sí o no, el enfrentamiento radicaba en que el entonces presidente de la Federación, Pedro Muñoz, prometió a los jugadores que se tendría su opinión en cuenta a la hora de elegir. Por razones de altura geográfica la ‘Armada’ prefería Benidorm, la Federación seleccionó Madrid.

Los argumentos esgrimidos por Ferrer y Ferrero pueden ser entendidos desde el punto de vista sentimental al tratarse de su ciudad, pero, ¿qué tipo de justificación tienen Verdasco y Feliciano? Es absurdo que López apueste por Madrid, que ni tan siquiera se ha presentado y tiene una tradición tenística ínfima. Haber sido candidata a unos Juegos Olímpicos no es suficiente razón para albergar una final de Copa Davis. Y menos cuando la candidatura ya ha, por desgracia, perecido.

Tan asombroso o más es el argumento de Verdasco. Según él, Barcelona no podrá albergar un gran evento hasta que el resto de ciudades lo acojan. Da igual que el Sant Jordi tenga capacidad para casi 18.000 personas, que la experiencia del año 2000 sea absolutamente espectacular y que la Ciudad Condal sea la capital española con mayor tradición en el deporte, mucho anterior a los Juegos de 1992. De cualquiera de las maneras, en una persona con un ‘sentimiento patrio’ tan marcado como el de Fernando Verdasco, su voto contrario a Barcelona suena a algo más que alternancia, esa alternancia que, por otro lado, nos hemos cansado de criticar tras la elección de Río de Janeiro.

Barcelona, pese a Verdasco, será la sede de la final de la Davis. El Sant Jordi volverá a ser una ‘olla a presión’ animando a la selección. La organización, seguro, será excelente. Pero, por desgracia, se ha demostrado que la selección no es un equipo. Que Verdasco y Feliciano no protesten si son silbados por el público; ellos se lo han ganado.

¿Deben opinar públicamente los jugadores acerca de sus preferencias? ¿Era Barcelona la mejor opción para albergar la final de la Copa Davis? ¿Afectarán estas declaraciones al recibimiento de la afición a Verdasco y Feliciano? ¿Está legitimado Nadal para criticar las palabras de sus compañeros?

Anuncios

Entry filed under: Deportes. Tags: , , , , .

El sueño olímpico que unió a todos España no necesita tijeras

1 comentario Add your own

  • 1. Rori  |  13 octubre 2009 en 08:15

    Nadal, que exige el 50% más de primas que los demás, es quien se ha opuesto desde el principio y como siempre a Madrid, creando un malestar que no existía. Los demás, a preguntas de los periodistas, han mostrado su opinión, pero no se han opuesto a nada.
    Ningún jugador, no ya español, sino de todo el circuito, se ha opuesto tan claramente contra una ciudad.
    Y para la próxima, Sevilla otra vez ¿no? Como no hay ciudades….

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

octubre 2009
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: