Génova está que arde

27 octubre 2009 at 00:46 Deja un comentario

27-octubre-09blogManel Fontedevila, público.es

Si hace unas semanas vimos a un Gallardón que nos deleitaba con cariñosas alabanzas hacia la presidenta regional Aguirre, en una rueda de prensa en Copenhague, ahora las aguas han vuelto a enturbiarse. Ayuntamiento y Asamblea retoman la dura lucha por la presidencia de Caja Madrid. Esta vez el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ha sido el encargado de echar más leña en el fuego. En la misma hoguera de falsedad y ambición que arde desde hace años en la capital y que está empezando a ahumar los despachos de Génova.

“Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad es hora de comenzar a decir la verdad”. Así es como ayer abría la entrevista a ‘El País’ el número dos de Ruiz-Gallardón. Unas declaraciones que han revuelto las entrañas del PP madrileño y que han llevado al Comité Regional de Derechos y Garantías del partido a solicitar al Comité Nacional que estudie sancionar a Cobo por las declaraciones realizadas sobre algunos militantes populares. Y es que Manuel Cobo no ha dejado títere con cabeza.

El vicealcalde y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PP ha criticado duramente las acciones llevadas a cabo por los partidarios de Aguirre, por el control de la Caja, haciendo especial hincapié en la actitud que están demostrando ante la posible candidatura del ex ministro Rato, propuesto por el propio Rajoy y al cual él mismo apoya. Según Cobo, es “de vómito” lo que se está haciendo con él (Rato) y “más si vienen de aquellas personas cercanas, hoy, a Esperanza Aguirre, que deben a Rodrigo todo lo que son. Si tuvieran un gramo de vergüenza deberían decir todo lo que digo yo y más”. Y es que el político popular, defensor confeso de Gallardón y Rajoy, sostuvo que están muy claras cuáles son las intenciones de algunos a la hora de lograr el control de la caja: “poder, mucho más poder, más incluso del que ya tienen”.  Tal y como confiesa el popular, se hicieron con la televisión autonómica (Telemadrid), de la cual él mismo pone en duda su pluralidad informativa, el Ifema… Actualmente, ansían controlar la Caja y de ahí a por Rajoy. “Vinieron a por España”, afirmó.

Asimismo, Cobo ha arremetido contra Zapatero al declarar que “no debe ser un traidor a los madrileños y a los españoles” y anteponer los “intereses partidistas” de los sus colegas madrileños a los de los españoles. Afirmaciones que ha llevado al líder socialista en Madrid, Tomás Gómez, a pedir al PP que no meta al presidente del Gobierno en su batalla por el liderazgo del partido. En boca de Gómez, el alcalde de Madrid quiere “poner en la mano de Esperanza Aguirre la pistola para cargarse de un disparo” al jefe de la oposición, Mariano Rajoy, y al jefe del Ejecutivo, y esta disputa “no se libra en Caja Madrid ni en las instituciones”.

Por su parte, la presidenta madrileña, diana de la mayoría de las críticas, ha manifestado su malestar, al considerar “absolutamente idiota” que se establezca un “enfrentamiento” en el seno de su partido en torno a quién debe sustituir a Miguel Blesa en la presidencia de Caja Madrid, informa Efe. En su opinión, Rato, al que admira como “amigo, persona, político y economista”, sería un “excelente presidente” de la entidad, al igual que el resto de los aspirantes, pero “un lujo absoluto”.

Quizás ese lujo al que Esperanza Aguirre se refiere sea la enorme experiencia con la que cuenta el ex ministro y ex director gerente del FMI y de la que carece su postulante, el vicepresidente de Madrid, Ignacio González. Quizás sea esa misma de la que Manuel Fraga habla cuando revela que no ve a este último como un buen candidato para presidir un cargo que nunca ha poseído.

Ante este contexto lleno de mugre y vanidad, uno se pregunta hasta qué punto los partidos deben decidir los altos cargos de entidades financieras en las que depositamos nuestros ahorros que nos ganamos con el sudor de nuestra frente. Los mismos partidos que, pese a ser respaldados por el electorado, miran más por sus propios intereses que por los de aquellos que sufren sus errores. Un ejemplo de la ambición por lograr mayor poder del que ostentan.

Mientras, casi cuatro millones de españoles esperan cada día en la cola del  paro para lograr salir del agujero en el que España está inmersa. Y sólo cuatro son los candidatos que están llamados para presentarse a este puesto: la presidencia de Caja Madrid. Ignacio González, Rodrigo Rato, el diputado popular, Manuel Pizarro, y el ex secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, se disputan, con mayor o menor mérito profesional, el control de la cuarta entidad más importante de España. Y en medio de tanta politización, en la que resulta escandaloso como los intereses particulares de algunos prevalecen sobre el interés general de muchos, ¿quién será finalmente el elegido?

¿Qué opinas sobre las declaraciones realizadas por Manuel Cobo? ¿Crees que finalmente el propio partido le va a sancionar por dichas acusaciones? ¿Qué opinas sobra la batalla abierta en Madrid por la presidencia de Caja Madrid? ¿Cuál crees que será el futuro presidente de la entidad madrileña?

Anuncios

Entry filed under: Economía. Tags: , , , , , , , , .

España, un país de corruptos Algo se muere en el alma cuando un medio se va

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

octubre 2009
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: