El salto del ‘Tiger’

15 diciembre 2009 at 12:00 Deja un comentario

La noticia del accidente de circulación del mejor golfista del momento y, posiblemente, de la historia, en la que solo Jack Nicklaus admite la comparación, asaltó al mundo el 27 de noviembre. Tiger Woods había estrellado su coche con una boca de riego y las primeras informaciones hablaban de gravedad. A las pocas horas las alarmas se habían apagado, las heridas eran leves y Tigre había abandonado el hospital por su propio pie. Lo que nadie imaginaba era las consecuencias que dicho accidente iba a tener en la carrera del estadounidense.

A los pocos días el accidente pasó a un segundo plano. Lo realmente ‘interesante’ e ‘importante’ eran las causas que lo motivaron. Al parecer, Woods además de un gran golfista es un golfo de primera. Tiger Woods descansaba en su casa de la comunidad de Isleworth, cerca de Orlando junto a su mujer, Eli Nordegren y los hijos de ambos. No se sabe muy bien por qué aún, pero el caso es que el rey del golf mundial abandonó la casa a la carrera y se montó en su coche para evitar que ‘la parienta’ le estampara uno de sus palos de golf en la cabeza. La madre de los hijos de Tiger Woods había conocido una de las infidelidades de Tiger.

Desde entonces las noticias han subido como la espuma. Han aparecido por todas partes amantes, escándalos sexuales, mensajes picantes… El mejor golfista del mundo, que ante la opinión pública mantenía una imagen de persona ejemplar, es ahora tildado de crápula, adicto al sexo y putero. Por sus brazos han pasado modelos, prostitutas, actrices porno, presentadoras de televisión… En resumidas cuentas, un elenco amplio de relaciones extramatrimoniales que han hundido la imagen (y quien sabe si la carrera) del que hasta que esa boca de riego se interpuso en su camino era un ejemplo a seguir por la sociedad norteamericana.

Desde el 27 de noviembre Tiger Woods vive recluido. Sus valoraciones de los acontecimientos que rodean su vida se limitan a comunicados en su página web personal. En uno de ellos afirmaba que había sido un mal esposo y que pretendía reparar el daño realizado a su mujer. En el último, que llegó el pasado viernes (11 de diciembre), que abandonaba la práctica deportiva de manera indefinida para recuperar el tiempo perdido junto a su familia.

Tiger Woods ha dejado de ser un reclamo publicitario. Ha pasado de estar ‘hasta en la sopa’ a desaparecer por completo. La pregunta es fácil; ¿es justo que un deportista ejemplar, con unas cualidades inmejorables, pierda el favor del público por motivos privados? No parece que deba ser así. En Europa son continuos los escarceos de las grandes estrellas del deporte, sus divorcios y romances, y ninguno se ha visto obligado a dejar ‘su vida’ por las presiones de una sociedad tan anticuada y hermética como la yanqui.

En un país en el que cualquiera puede poseer un arma los líos de faldas (ya sucedió con Bill Clinton) hacen que el resto de logros pasen a segundo plano. Afortunadamente para ellos, George Best, Silvio Berlusconi o Dani Güiza nacieron en este lado del Atlántico.

Anuncios

Entry filed under: Deportes. Tags: , , , , , .

Aminetu, Al Qaeda en el Magreb y la úlcera africana El souvenir de la discordia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

diciembre 2009
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: