Al Qaeda reta a Barack Obama en el inicio del año

4 enero 2010 at 00:15 Deja un comentario

Al Qaeda planta cara a EEUU en diversos frentes, con Yemen como nueva base. (Foto: El Imparcial.es)

Como si la crisis económica no fuera suficiente quebradero de cabeza, ahora el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se enfrenta a un problema también internacional, pero de envergadura y solución mucho más compleja: el incremento de las acciones y amenazas de Al Qaeda de las últimas semanas.

Al Qaeda parecía haber quedado acorralada tras la masiva operación que el ejército pakistaní, con apoyo norteamericano, lanzó este pasado otoño sobre la región montañosa de Waziristán, frontera natural entre Afganistán y Pakistán y refugio de miles de insurgentes talibanes y de Al Qaeda. Sin embargo, los hechos de las últimas semanas no han hecho más que confirmar que la organización terrorista liderada por Osama Bin Laden ha decidido pasar a la acción en otros escenarios y con otras tácticas.

El cambio de escenario es clarividente: África, y más concretamente en la región subsahariana. Mali, Senegal y Mauritania están siendo pasto de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), organización de origen argelino que ya ha protagonizado tres secuestros de ciudadanos europeos (los tres cooperantes de Acció Solidaria retenidos desde hace ya un mes en Mauritania, un matrimonio italiano secuestrado el pasado 19 de diciembre también en ese país, y el ciudadano francés Pierre Camatte, capturado por AQMI en noviembre).

El motivo de estas acciones es siempre el mismo: son ciudadanos de países que intervinieron o intervienen actualmente en Irak y Afganistán, y sus secuestros sirven como medida de presión a sus gobiernos, aunque en el fondo lo que buscan es dinero. Financiación para el terrorismo, en una palabra. De hecho, sólo en 2009 se han pagado unos 10 millones de euros en rescates, según afirma el diario El País.

A la expansión de Al Qaeda en el norte de África se une la proliferación de su red en Yemen y Somalia, dos países pobres cuyos Gobiernos son incapaces de poner orden en sus propias fronteras. El caso yemení preocupa especialmente a Estados Unidos, ya que, según fuentes de los servicios de inteligencia, este país estaría convirtiéndose en una nueva plataforma de operaciones de Al Qaeda, que se habría confirmado a raíz del testimonio de Umar Farouk Abdul Mutallab, el joven nigeriano que casi logra reventar en vuelo un avión de la compañía Delta al llegar a Detroit con sólo 80 gramos de pentrita –y éste es otro dolor de cabeza para Obama, la seguridad en los vuelos comerciales y los fallos de seguridad que hicieron posible el frustrado atentado-. El yihadista dijo haber sido entrenado por la organización en Yemen, donde también recibió los explosivos y las instrucciones para usarlos.

Así, tanto el presidente norteamericano como su colega británico, Gordon Brown, han acordado crear una unidad policial antiterrorista que actuará en Yemen, país cuyo Ejecutivo se ha mostrado dispuesto a colaborar para erradicar de su territorio cualquier vestigio terrorista, y más después del no-atentado de Detroit.

En cuanto a Somalia, Estados Unidos y Reino Unido han acordado llevar al próximo Consejo de Seguridad de la ONU la necesidad de ampliar el contingente militar que ONU posee en Somalia (formado por 5.200 soldados de la Unión Africana, procedentes de Burundi y Uganda) y que se ha mostrado insuficiente para controlar la situación en un estado fallido sumido en una práctica guerra civil entre el Gobierno somalí de la capital y los rebeldes islamistas de Al Shabaab, que ya controlan grandes áreas del sur y centro del país africano.

Mientras, Afganistán sigue en la agenda informativa y presidencial con atentados y secuestros contra intereses occidentales, ya sean civiles o militares, bien por mano de los talibanes o de Al Qaeda. 2009 se despidió con un atentado suicida en una base militar en la provincia afgana de Khost, en el que murieron siete agentes de la CIA, y con la muerte de otros cuatro militares canadienses y una periodista de la misma nacionalidad cuando el vehículo blindado en el que viajaban por una carretera de Kandahar topó con un artefacto explosivo. Asimismo, dos periodistas franceses del canal France 3 fueron secuestrados al noroeste de Kabul.

Barack Obama encara su segundo mandato con un envite muy fuerte de Osama Bin Laden que continuará con nuevas acciones que chocarán si duda con el discurso pacifista y conciliador con el que subió a la Presidencia hace ya un año. No en vano, cuando estas líneas se publican las embajadas de EEUU y Reino Unido en Yemen han pedido a sus trabajadores que no acudan a trabajar por temor a un atentado en las sedes diplomáticas, e idéntica medida ha adoptado la embajada española en la capital del país arábigo.

Anuncios

Entry filed under: Internacional. Tags: , , , , , , , .

El año de Jackson, Benedetti y el cine en 3D 50 años sin Camus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: