50 años sin Camus

5 enero 2010 at 10:06 Deja un comentario

Albert Camus, Premio Nobel de Literatura.

Albert Camus, Premio Nobel de Literatura.

“¿Cómo un hombre joven, todavía rico sólo de dudas, con una obra apenas en desarrollo, habituado a vivir en la soledad del trabajo o en el retiro de la amistad, podría recibir, sin cierta especie de pánico, un galardón que le coloca de pronto, y solo, en plena luz?”. Así es como el escritor y filósofo francés Albert Camus se preguntaba, en su discurso, el porqué de la concesión del Premio Nobel de Literatura en 1957. Hoy, 50 años después de su muerte, sus convicciones siguen en la conciencia de los franceses.

Aquel 4 de enero, Camus moría en un accidente de tráfico, camino de París. La causa: un reventón del neumático trasero del coche que conducía su amigo Michel Gallimard y que provocó el choque contra el único árbol que había en la carretera, cerca de Villeblevin. No fue la enfermedad crónica que padecía (tuberculosis), ni el tabaco, sino un absurdo accidente lo que dejó huérfana a la sociedad francesa del padre de la “filosofía de lo absurdo”.

46 años antes, llegaba al mundo Camus el 7 de noviembre de 1913, en Mondovi (Argelia), en el seno de una familia muy humilde. Unos meses después, su padre, Lucien Camus, peón agrícola francés, moría en la batalla del Marne en la Primera Guerra Mundial, y su madre, empleada doméstica casi sorda y analfabeta de origen español, tuvo que trasladarse a Argel y criar a él y a su hermano mayor con ayuda de su abuela.

Su infancia también se vio marcada por una tuberculosis, que le llevó a abandonar su gran pasión: el fútbol. Este hecho hizo que Camus se centrara en las clases y se acabase ganando el beneplácito de sus profesores. Estudió lengua y filosofía en Argel, gracias a las lecciones gratuitas de su maestro, Louis Germain, a quien dedicaría su Nobel.

Sus andanzas en la escritura comenzaron en 1932, con la publicación de varios escritos en la revista Sud, y ya con 24 años publicó su primer libro, “El revés y el derecho”. Unos años más tarde decidió abandonar las filas del Partido Comunista y se adentró en el mundo del periodismo, convirtiéndose en la pluma del Diario del Frente Popular. Una serie de investigaciones hicieron que, en 1940, el Gobierno Federal de Argelia prohibiese la publicación del diario y tratase de impedir que Camus consiguiera otro trabajo. Por ello, el escritor francés decidió mudarse a París y comenzó a trabajar como secretario de redacción en el diario Paris-Soir, para, más tarde, tomar las riendas de la revista Combat, periódico de la Resistencia al régimen del mariscal Pétain.

Tal y como afirmó en su discurso de la ceremonia de los Nobel, la “historia demencial” que tocó vivir a su generación fue lo que le impulsó a escribir como una “obligación” a “compartir con todos los que vivían mi misma historia, la desventura y la esperanza”. Una generación que tuvo que sufrir la crudeza de dos guerras mundiales, la mano dura del poder hitleriano, la exaltación del pueblo, “el universo de los campos de concentración, la Europa de la tortura y las prisiones”, y que se tenía que enfrentar al miedo a una contienda nuclear. Por ello, en 1945, denunció la construcción de armas atómicas, tras los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki por parte de EEUU.

Tres años antes publicó su primer ensayo, “El mito de Sísifo”, en el que expuso su filosofía de lo absurdo y que le distanció de Jean-Paul Sartre, del que recibió duras críticas. Aun así, el escritor galo continuó con su “artillería” literaria con obras como “El extranjero” (1942), “La peste” (1947), “El hombre rebelde” (1951) y “La caída” (1956). Ese mismo año también publicó su “Llamado a la tregua civil”, que lo marginó de la izquierda al apoyar la independencia de Argelia.

Escritor, filósofo, dramaturgo, director de teatro y periodista, este honorable francés destacó principalmente por su compromiso con la política y su rechazo al posicionamiento de un sólo espectro político. Criticó tanto el fascismo como los campos de trabajos forzados en la URSS de Stalin. Odiaba la violencia y su uso para fines políticos. Y en su vida íntima, se hizo merecedor del calificativo de mujeriego, con tres matrimonios y una intensa relación con la actriz María Casares, hija de Santiago Casares, jefe de gobierno de la República española

Quizás su dura infancia, marcada por la ausencia de la figura de un padre y la pobreza que sufrió, agravada por la ola belicista que azotaba Europa fueron lo que llevó a Camus a mirar la vida desde una perspectiva más crítica, humanista y honrada.

Ahora, en el 50 aniversario de su muerte, medios de comunicación, políticos y toda la población francesa le rinde su tributo personal. Incluso, el propio presidente Sarkozy ha propuesto trasladar su cuerpo al Panteón de los Hombres Ilustres, en París, en el que están enterrados hombres como Voltaire, Zola, Hugo y Dumas. Sin embargo, los dos hijos del escritor no se han puesto de acuerdo, al temer que se use con fines políticos.

Se mostraba reacio a los homenajes y sólo aceptó el Nobel por “motivos financieros”, según declaró su hija Catherine. Un premio meritorio a una pluma que se quedó sin tinta antes de tiempo y que nos dejó un manuscrito de una novela autográfica inconclusa, “El primer hombre” (1994), guardada en su mochila. Aquella que portaba el día en el que la absurdez se cruzó en su camino.

Anuncios

Entry filed under: Cultura. Tags: , , , , , , , .

Al Qaeda reta a Barack Obama en el inicio del año El acontecimiento planetario: Zapatero preside Europa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

¡¡Estamos en Twitter!!

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: