El peligroso oficio del periodismo

8 enero 2010 at 14:00 Deja un comentario

Los periodistas son un nuevo objetivo en guerras y conflictos. (Imagen: Smeet)

Los periodistas son un nuevo objetivo en guerras y conflictos. (Imagen: Smeet)

Al hablar de profesiones de riesgo es de obligada mención citar la pesca, la construcción, aquellos que trabajan con tendido eléctrico o en general, a los trabajadores encargados de manipular herramientas y materiales peligrosos. Pocas veces se nos ocurriría incluir al periodismo entre aquellas profesiones por las que una madre se llevaría las manos a la cabeza al anunciarle su retoño la decisión de estudiar este oficio en alguna gris facultad. Sin embargo, el periodista empieza a escalar posiciones hacia la inseguridad. Debido a su herramienta, la pluma, y su material, las ideas, el periodista se está convirtiendo en un codiciado blanco.

Un total de 76 periodistas perdieron la vida el año pasado, lo que representa un incremento del 26% respecto a 2008 según un informe hecho público por Reporteros Sin Fronteras (RSF).  Entre las causas se encuentran los conflictos bélicos, la corrupción, el narcotráfico y las disputas políticas. El peligro de asesinato o secuestro se hace patente en Afganistán, México, Somalia, Pakistán o Israel.

Como muestra, un par de hechos recientes. Dos periodistas de la televisión pública francesa ‘France 3’ fueron secuestrados el pasado 31 de diciembre en Afganistán en la zona donde se encuentra desplegado el grueso de las tropas francesas. Los informadores estaban elaborando un reportaje sobre la construcción de una carretera en la zona. Ese mismo día y también en Afganistán, otra profesional moría junto a cuatro soldados canadienses en Kandahar por la explosión de una bomba.

Los periodistas se están convirtiendo en un claro objetivo en las zonas en guerra, ya que ellos son los únicos que pueden denunciar los “excesos” producidos, y la información cada vez tiene un precio más alto al querer ser silenciada. Sin embargo, los flagrantes atentados contra periodistas no se circunscriben sólo a los países en conflicto.

En la europea Bulgaria un periodista que informaba sobre la mafia rusa fue asesinado el pasado 5 de enero. Los verdugos han ganado. No sólo se han llevado por delante la vida de este hombre, sino que han conseguido que el director del diario para el que trabajaba asegure que dejará de publicar ese tipo de informaciones debido al “alto precio” que se ven obligados a pagar.

El miedo es un arma muy poderosa pero no todos tiran la toalla. Uno de ellos es Kurt Westergaard, autor de las polémicas caricaturas de Mahoma publicadas en 2005 por un periódico danés. El hombre de 75 años fue atacado el pasado día 2 de enero por varios hombres que entraron en su casa. Uno de ellos, detenido posteriormente, portaba un hacha. Westergaard se refugió junto a sus nietas en una habitación acorazada de que la dispone en su casa desde que en 2006 se encuentra amenazado de muerte. No obstante, Westergaard, tal vez por la edad, lo tiene claro:”No voy a abandonar Dinamarca, ni mi casa, ni mis dibujos. Hay que dejar que las ideas, por controvertidas que sean, salgan al aire libre: no es bueno que estén escondidas”.

Otra mujer con coraje, y además reconocido de manera oficial, es Luz Sosa. Esta redactora de ‘El Diario de Ciudad Juárez’ ha sido galardonada con el Premio Internacional de Periodismo Vázquez Montalbán por su labor en el ámbito de la información policial, ya que pone “cotidianamente su vida en peligro para poder ofrecer información de primera mano a los lectores”.

No han corrido la misma suerte Daniel Anido y Rodolfo Irago, director y subdirector el año 2003 de los servicios informativos de la cadena SER. Los periodistas han sido procesados por sacar a la luz una información verídica que, según el juez, publicada en la radio se acoge al artículo 20 de la Constitución, pero publicada en la web de la Cadena SER  constituye un delito de revelación de secretos. Por tanto, la sentencia -recurrible aún ante la Audiencia Provincial y ante el Constitucional- dicta para ellos una condena de un año y nueve meses de prisión.

Querido lector, si su hijo o hija le expresa su deseo de formar parte de este bello oficio, explíquele antes los peligros que conlleva. Cualquier profesión entraña riesgos, peo el periodismo parece querer optar a uno de los primeros puestos del ranking.

Anuncios

Entry filed under: Comunicación. Tags: , , , , , , , , , , .

Y Briatore venció a Mosley Una seguridad aeroportuaria de juguete

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: