Chávez, hasta en la sopa

27 enero 2010 at 11:27 Deja un comentario

La censura hacia RCTVI por parte del gobierno de Hugo Chávez desata la ira de los estudiantes en Caracas. (Foto: ABC/AP)

Si hay una cualidad con la que todos los líderes de regímenes totalitarios hayan soñado, ésa es la omnipresencia y el vehículo para tratar de alcanzarla desde principios del XX, los medios de comunicación.  La propaganda ha existido desde siempre, pero alcanzó grandes cuotas en la Primera Guerra Mundial, en la revolución rusa, y en la Alemania nazi.  Hoy en día, la propaganda sigue vigente y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, no sólo deja constancia de ello a través de sus maratonianos programas “Aló, Presidente”, sino que no duda en cercenar la libertad de expresión a aquellos que no siguen sus dictados.

La cadena de televisión venezonlana Radio Caracas Televisión Internacional (RCTVI, antigua RCTV, fue ‘cerrada’ el pasado sábado por no transminitir un mensaje de Chávez. Su difusión era obligatoria para los canales nacionales y RCTVI lo es, según la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), desde que el gobierno de Hugo Chávez mandara en 2007 el cierre de la cadena. Sus propietarios prometieron volver y poco después, lo hicieron añadiendo a sus siglas la palabra “Internacional” y manteniendo un espíritu crítico con el gobierno. Su valentía les ha costado su segundo cierre.

Pero los jóvenes venezolanos han dicho basta. Los estudiantes han protagonizado estos días varias manifestaciones que ya han costado la vida a dos personas. La mayoría (porque también hay contra-manifestaciones orquestadas por el gobierno) luchan por algo frágil, la libertad de expresión. Un concepto vago, difuso e intangible, que no se perfila del todo hasta que se carece de ello. No entiende de ello el director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), Diosdado Cabello, quien se preguntaba si valía la pena la pérdida de vida de jóvenes por defender el dinero de poderosos. Sí, aunque parezca mentira, quien obliga a la emisión de los mensajes de Chávez casi a diario, hacía alusión a los dueños de RCTV Internacional al referirse a “los poderosos”.

No todos los integrantes del gobierno son capaces de mantener la cabeza alta ante flagrantes atentados contra la libertad de expresión. El vicepresidente y ministro de Defensa de Venezuela, Ramón Carrizález, así como su mujer, la ministra de Ambiente, Yuribí Ortega, renunciaron a su cargo por motivos “estrictamente personales” e intentaron convencer a los ciudadanos de que “cualquier versión distinta es falsa y tendenciosa”. Sin embargo, a estas alturas nadie duda de sus razones “no personales”.

La censura de Chávez ha traspasado fronteras y es que no sólo se cerró el pasado sábado RCTVI, sino otras cinco cadenas más, entre ellas, una chilena. Por ello, varios polítios chilenos criticaron la medida y exigieron a Bachelet que actuara para que TV Chile emitiera de nuevo. También Francia ha levantado la voz, afirmando que Chávez viola “las libertades fundamentales y los Derechos Humanos”. Un “cumplido” que a Chávez le ha chocado venga del país galo y no de Estados Unidos.

Para Chávez, los mensajes obligatorios de los Jefes de Estado se reservan para fechas especiales, pero intervenciones de Chávez en las televisiones y radios “nacionales” son continuas, por no contar con su programa de entre cinco y siete horas de los domingos. Lo que para Tchakhotine, sería una mezcla entre propaganda de persuasión y sugestiva. Pero además, de forma institucionalizada y permanente. No obstante, tal y como podemos comprobar, la propaganda no puede limitarse a “influenciar y dirigir” la opinión como afirmaba Domenach (1950), de su mano va aparejada la censura.

El presidente de Venezuela se enfrenta ahora a una grave crisis con un país dividido, los estudiantes en las calles, la renuncia de dos ministros y la condena de otros países a su política de censura. Difícil futuro para Chávez ante las próximas elecciones. Eso sí, hasta entonces (y quién sabe si después) los venezolanos tendrán a Chávez hasta en la sopa.

Anuncios

Entry filed under: Comunicación. Tags: , , , , , , , , .

¡Yo también quiero un cementerio nuclear! El mayor robo de la historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: