El nuevo adiós a las armas

7 abril 2010 at 08:52 Deja un comentario

Barack Obama y Dmitri Medvédev firman el nuevo tratado de desarme atómico.(El País/AP)

Barack Obama y Dmitri Medvédev firman el nuevo tratado de desarme atómico.(El País/AP)

Estados Unidos  y Rusia han vuelto a dar por finalizada la guerra fría. Tal y como ocurrió en 1997 con Yeltsin y Clinton, y en 2002 con Bush y Putin, hoy en Praga el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo ruso, Dmitri Medvédev, han acordado una reducción del 30% de sus arsenales atómicos.

El acuerdo, rubricado bajo el nombre de Nuevo START, sustituye al que firmaron en 1991 Mijaíl Gorbachov y George Bush y permite crear un clima de cooperación entre Estados Unidos y Rusia. De hecho, éste es el primer acuerdo de desarme de Estados Unidos con la Rusia post soviética. Sin embargo, el acuerdo de reducción del 30% tiene además como fin servir de guía a otros países en un intento de contención de la proliferación nuclear.
Los objetivos son Irán y Corea del Norte. Ambos proyectan su desarrollo nuclear fuera de los límites impuestos por el control internacional. Tanto Obama como Medvédev coincidieron en la necesidad de aplicar sanciones al régimen islámico para disuadirle en su carrera armamentística nuclear.

No obstante, no son los únicos que encuentran en las armas nucleares su seguridad. Israel, India o Paskistán también son elementos clave. Incluso en Europa y por supuesto en Estados Unidos se sigue creyendo en el “más vale prevenir que lamentar”.

Los propios países firmantes del tratado, Estados Unidos y Rusia, poseen hoy el 90% de las armas nucleares  e incluso contando con la reducción del 30%, seguirían conservando un poder destructivo devastador.  Las tensiones de los últimos años entre ambos países sólo han conseguido crear un ambiente internacional más hostil y agresivo en el que las políticas unilaterales no hacen sino poner en peligro al resto de países. 

A pesar de ello, el gesto de hoy en Praga intenta afianzar la idea de un mundo en paz. Una apuesta por la liberación de tensiones de dos países que podrían acabar con la vida en la tierra gracias a sus arsenales nucleares. Sin embargo, el camino se perfila arduo y lento, en realidad de años si es que llegara a conseguirse.

Por ahora, la firma de ambos presidentes es sólo un gesto ya que nada garantiza que, tal y como ocurrió con el tratado de START II de 1993, vaya finalmente a entrar en vigor. Primero deberá ser ratificado por el Parlamento ruso y por el Senado de Estados Unidos.

Empresa complicada la de Estados Unidos y Rusia, que hoy calificaban su acuerdo de “histórico”. No obstante, y de cara a las próximas cumbres sobre seguridad nuclear, al menos han guiñado el ojo a un Irán obcecado en garantizar el desarrollo de armamento nuclear. Quedará por ver si el adiós a las armas se convierte en un “hasta luego”.

Anuncios

Entry filed under: Internacional. Tags: , , , , , .

Onanismo gratuito en Gran Vía El enésimo partido del siglo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: