Golpe azulgrana a la Liga

12 abril 2010 at 12:56 Deja un comentario

Messi establece el 0-1 (Foto, AP Photo/elmundo.es)

La magia del fútbol y la tristeza del periodismo deportivo actual es que la interpretación se puede cambiar de un día para el otro y que nadie te pueda tildar de ventajista. Por eso, quienes auguraban a lo largo de esta semana que quien ganar el Clásico ganaría la Liga (es evidente que pensaban que sería el Real Madrid) ahora se amparan en que quedan siete partidos de Liga, que el 0-2 es importante, pero no definitivo. Por fortuna, en La Cantina Digital fuimos algo más sensatos y podemos seguir defendiendo que el Barça dio ayer un paso de gigante hacia el título, pero que aún deberá sufrirlo mucho.

El equipo de Pep Guardiola es una oda a la belleza y al buen fútbol. Pero también es un bloque sólido capaz de leer las circunstancias y re-inventarse partido a partido para saber dónde puede sacar ventaja. Por eso el sábado, en el Santiago Bernabéu, no necesitó más que cinco minutos para hacer suyo el duelo. Los blancos comenzaron fuertes, con mucha intensidad en la presión y decisión de encarar el marco de Valdés. Al Barça pues, disminuido por la ausencia de Iniesta en el centro del campo y la ausencia de un referente en el ataque (Ibrahimovic fue baja) le costaba sacar el balón controlado. Necesitaba alternativas. ¿Solución? Las que te ofrece disponer de una línea defensiva de gran calidad con el balón en los pies.

Guardiola utilizó una vieja táctica (utilizada en la final de Copa del Rey 2009) y obligó a Piqué y Milito a situarse casi en la línea de fondo para sacar el balón desde atrás. Es una medida arriesgada (perder el balón supondría hacerlo en área propia) pero la auto-confianza de los centrales y Valdés es tanta, su calidad técnica con el balón en los pies tan alta, que surtió efecto. El Madrid se vio obligado a presionar más arriba y el Barça, una vez que superó la primera línea de presión, encontró vías abiertas para circular la pelota. Xavi se comió a un decepcionante Xabi Alonso; Busquets superó a Gago y Keita hizo un desgaste impresionante. Sin ‘9’ fijo, el Barça buscó los balones al espacio para las carreras de Alves, algo desdibujado como extremo, y Pedro, que se doctoró en una gran cita. Arbeloa y Ramos quedaron retratados una vez tras otra y solo Albiol mantuvo a su equipo en pie.

En definitiva, el encuentro estaba, prácticamente, en el punto idóneo para que lo resolvieran las estrellas. Parecía que el ansiado enésimo duelo Cristiano Ronaldo-Messi resolvería el Clásico y así fue. Hay dos factores diferenciales que hacen que el argentino sea el número uno en estos momentos y es lo que le rodea en el campo y lo que le ronda la cabeza. A Messi le asiste balones Xavi, mejor cuanto mayor es la exigencia. A CR9, jugadores un peldaño por debajo como Van der Vaart y Alonso. Y mientras Leo sabe que en las grandes citas resulten los bloques, más allá de individualidades, el portugués se empeña en desnivelar la balanza por su cuenta, lo que limita en mucho la capacidad de sorpresa.

¿Qué sucedió? Que el Real Madrid se precipitó, fruto de las ansias, en los contragolpes y Piqué secó a Ronaldo. Y que, tocando y tocando en busca del hueco, Xavi habilitó a Messi en el minuto 33 con una genialidad por encima de los centrales. El argentino realizó un soberbio control orientado con el pecho y sentó a Casillas con el cuerpo, logrando el 0-1. A los 11 de la segunda parte de nuevo Xavi trazó un pase de tiralíneas a la espalda de Arbeloa que Pedro orientó, perfiló y definió ante el presunto mejor portero del mundo. Partido sentenciado a falta de 35 minutos.

Quedaba tiempo y sin duda un gol blanco hubiera dado una nueva dimensión al Clásico, momento que Valdés aprovechó para ganar también su duelo personal. Mientras Iker Casillas vio como las dos primeras aproximaciones acababan en las mallas, Víctor realizó paradas de mérito. Tapó a Van der Vaart en un uno contra uno y se mantuvo firme ante CR9, que buscó sorprenderle por debajo de sus piernas sin lograrlo.

Sin el brillo del 2-6, pero con mayor autoridad ante un buen equipo el Barça hizo historia y se acerca al título. Ahora deberá frenar la euforia para alcanzar los grandes y emocionantes retos que tiene por delante. El Real Madrid, por su parte, tendrá que remar contracorriente para quemar sus últimas opciones, aunque no parece que el entorno se lo vaya a permitir. La Liga no está sentenciada, pero el Barça dio el gran golpe.

Anuncios

Entry filed under: Deportes. Tags: , , , , , , , , , , , , , .

El enésimo partido del siglo La inmoralidad de los políticos españoles y la juventud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: