La inmoralidad de los políticos españoles y la juventud

13 abril 2010 at 09:48 Deja un comentario

Un país de corruptos

A menudo la juventud española es tildada de irresponsable, pasota, carente de valores e inmoral. Sin duda ahí tiene mucho que ver la degradación del sistema educativo y otros muchos factores, y uno de ellos bien podría ser la (negativa) proyección de nuestra querida clase política.

Decimos esto no por capricho, sino a raíz de los escándalos que han salpicado a los representantes de casi todos los partidos políticos en los últimos años: El PP con la trama Gürtel y el escándalo del Palma Arena por Jaume Matas en Mallorca, el PSOE con la eterna Filesa, Unió Mallorquina descabezada y acusada de corrupción, el partido Gil de Marbella, toda una organización delictiva para robar dinero público… En todos estos casos, los responsables han seguido al frente de sus cargos, y si han renunciado a ellos, no han tenido los arrestos de reconocer públicamente sus errores y de pedir perdón. Es más, los ceses y dimisiones se producen de tal manera que dé la sensación de que aquí ‘no ha pasado nada’.

El ejemplo más palpable y reciente lo encontramos en Luis Bárcenas. Flamante tesorero del PP (cobraba en torno a 225.000 euros anuales, casi 37,5 millones de pesetas) y miembro del Senado, es uno de los pilares de la trama de corrupción en el caso Gürtel. Ha tardado casi un año en abandonar completamente su cargo al frente de las arcas populares, y lo ha hecho cuando las pruebas del sumario, desvelado la pasada semana, apuntaban directamente a él.

Eso sí, se han cuidado muy bien las formas: Bárcenas ha renunciado a su cargo y se ha dado voluntariamente de baja del partido (así como del despacho que aún tenía en Génova y de abogado que hasta ahora venía costeándole el PP), y a cambio de evitar a Rajoy el mal trago de echarle del Génova (reconociendo, en ese caso, por tanto, que al menos algo de verdad hay en la investigación), el partido elogia su labor.

No es muy buen ejemplo el que un representante público no asuma sus errores y dé la cara al público. Más al contrario, parece que, como Camps o Carlos Fabra, la consigna es seguir en el poder pase lo que pase, no admitir jamás culpa alguna y seguir viviendo a todo tren a costa del contribuyente. Coches de lujo, pisos y chalés en las mejores y más costosas zonas de Madrid, Barcelona o la ciudad que toque. E impunidad de cara al elector.

Gran parte de esa impunidad la otorgan las propias formaciones políticas, que ocultan, con todas las cortinas de humo posibles, la verdad y la asunción de responsabilidades en un intento por no perder votos en las siguientes elecciones. Sólo cuando los partidos partidos asuman su parte de culpa y actúen a la primera y no cuando el agua les llega al cuello, podremos afirmar que tenemos una clase política verdaderamente concienciada y responsable con algo tan serio como es la res publica.

Y sólo de esta forma, dejarán de proyectar una imagen que, desde luego, no es la que nos interesa que capten las venideras generaciones, que serán los dirigentes del mañana.

Anuncios

Entry filed under: Nacional. Tags: , , , , .

Golpe azulgrana a la Liga El extraño caso de Eduardo Inda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: