El Heavy ha muerto. Larga vida a Dio

18 mayo 2010 at 00:30 1 comentario

La noticia corrió como la pólvora. Nos golpeó con la misma fuerza con la que nos negábamos a creerla. Era imposible. El Heavy Metal no podía morir. Dio es inmortal y tiene que derrotar al cáncer. Sin embargo, era cierto. Ronnie James Dio, el Frank Sinatra del Metal no logró matar al dragón, como todos esperábamos desde que conocimos la noticia de su enfermedad, el pasado otoño.

“Hoy mi corazón está roto. Ronnie se fue a las 7h45 del 16 de mayo”, anunciaba tristemente su esposa, Wendy Dio, en la página web del artista. “Muchos, muchos amigos y familiares pudieron decirle adiós en privado antes de que se fuese en paz. Ronnie sabía lo querido que era por todos. Apreciamos el amor y el apoyo que nos habéis dado. Por favor, dadnos unos días de privacidad para superar esta terrible pérdida. Debéis saber que os quería a todos y que su música vivirá para siempre”.

El día anterior las alarmas habían saltado por la Red, tan dada siempre a rumores. Wendy lo desmintió, aliviándonos a todos, pero haciéndonos saber que las cosas no iban todo lo bien que se esperaban. Cuando Dio anunció que tenía cáncer de estómago en otoño de 2009, nadie dudó ni un segundo de que este pequeño gran hombre le derrotaría e, incluso, Heaven And Hell anunció un tour que debería haberles acercado a la península este verano de crisis.

Sin embargo, en la tarde del domingo, el mundo del Metal se quedaba huérfano tras conocer la muerte de su mesías. Al cantante que caía bien a todos y cuyo estilo era apreciado dentro de las miles de sub-tribus que pueblan el género. Su amplia trayectoria le había llevado a actuar con los primeros Rainbow de Ritchie Blackmore y con los Black Sabbath post-Ozzy. Antes, fue vocalista de Elf y, entretanto, agradó a su fiel público con su proyecto en solitario.

Dio, famoso sólo por ser músico y por haber popularizado los cuernos como símbolo del estilo, siempre se mantuvo alejado del escándalo. Al contrario, consiguió organizar la respuesta Heavy al conocido We Are The World, con el mítico Heard ‘N’ Aid, en el que reunió a los mejores músicos del momento para lanzar un mensaje de solidaridad al mundo.

Su imagen, su manera de moverse en el escenario, pero sobre todo su increible voz, intacta a pesar del paso del tiempo, le coronaron como el más admirado dentro del público y de la crítica. Su pérdida supone un golpe tan duro al estilo del que solamente puede salir reforzado o herido de muerte, todo ello después de una crisis. La muerte de Dio equivale a la desaparición de Freddie Mercury o de John Lennon.

Por su espíritu de lucha y por su bondad, Dio siempre será recordado como un caballero metálico. Su increible voz no ha conseguido derrotar al maldito dragón del cáncer, pero sí que ha logrado que nuestro corazón permanezca encogido por su pérdida. Descansa en paz, Ronnie.

Anuncios

Entry filed under: Cultura. Tags: , , , , , , .

Los recortes meten a Zapatero en un callejón sin salida Telecinco tiene un problema que se llama J. J. Santos

1 comentario Add your own

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Un día de estos…

mayo 2010
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

¡¡Estamos en Twitter!!

En capítulos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: